Blog poesía La luz de tu Faro

En memoria de Sara Álvarez, con Amor, devoción y ternura infinitas. Absorbí tu esencia, y ahora vives en mi poesía. Te devuelvo la vida con mis versos.

viernes, 16 de enero de 2015

La mirada del vacío














No es aviesa la mirada del vacío
si se ignoran los límites del tiempo
y se hace del abismo furia infértil.

Discurres por mi piel acaudillada
como una sombra acuosa
que tonsura la altivez de tu mirada.

Qué difícil es a veces
escudriñar la verdad tras la palabra,
descorrer todos los visillos del lenguaje
y deshacer el nudo que nos ata
al más común de los lugares.

¿Recuerdas
el abrazo inmarcesible,
la inocencia ensimismada,
la púber lágrima que brota
al bies de la chalana?

Nos movemos siempre en círculos,
y es el cielo un chillido de pájaros
tan sordo como el batir de tus pestañas,
y es tu pecho el solaz donde naufrago
en mis noches desveladas.

Somos artefactos culturales –memoria
desbastada, cruel cimbel de la esperanza–
donde la palabra es impostura sin ambages
y el sentimiento es no sentir lo ya sentido.

© Óscar Bartolomé Poy. Todos los derechos reservados.

1 comentarios:

Taty Cascada
21 de enero de 2015, 1:08

Qué difícil se hace cuando la mirada atraviesa la nada. Tiempo que no te leía Óscar y me alegra reencontrarte. El verso final es de una profundidad y sabiduría sorprendente, solo se escribe aquello si ha si ha vivido.
Abrazos inmensos para ti.

Publicar un comentario