Blog poesía La luz de tu Faro

En memoria de Sara Álvarez, con Amor, devoción y ternura infinitas. Absorbí tu esencia, y ahora vives en mi poesía. Te devuelvo la vida con mis versos.

jueves, 28 de octubre de 2010

Primavera, verano, otoño, invierno... y primavera



En el estanque
las hojas lanceoladas
bruman la niebla;
la suave brisa anuncia
el preludio de un beso.

El sol asoma
en lontananza con un
brillo cegador
que espejea las fuentes
y reverbera en el mar.

El viento silba
en el bosque umbrío con
murmullo de hojas
secas y un remolino
riza la lluvia fina.

Las manos en la
hoguera buscan calor
y atizan brasas,
que el frío y la nieve son
lebreles de la muerte.

Ya la nieve con
su capa de armiño y sus
mitones blancos
abandona el roquedal
y brota verde el musgo.

*El tanka (poema corto) o waka (nombre con el que se conoce la poesía japonesa desde el Kokinwakashu) es una composición de 31 sílabas divididas en 5 medidas (ku) de 5-7-5-7-7, sin rima. Estas medidas no se corresponden con lo que en español llamamos verso, pues la prosodia del waka es puramente cuantitativa. Al no coincidir la pausa versal con la pausa morfosintáctica, el encabalgamiento es la regla, y no la excepción, en la poesía japonesa, donde no existe la sinalefa.

La temática del waka es, invariablemente, el carácter transitorio y cíclico de las estaciones, y, en este sentido, hay varios tópicos estacionales: la flor del cerezo y el ruiseñor (primavera), el pájaro cuco y la flor del naranjo (verano), la hoja carmesí y el ciervo (otoño), y la nieve (invierno).

Los más popularizados haikai, o haiku, son una variante de los waka (comparten las tres primeras medidas), e inicialmente recibían este nombre los poemas considerados excéntricos.

El título del poema, así como la imagen, están tomadas de la película homónima de Kim Ki-duk. La música pertenece a la banda sonora de 'Oldboy', de Park Chan-wook ('The Last Waltz').

© Óscar Bartolomé Poy. Todos los derechos reservados.

9 comentarios:

Liz Flores
28 de octubre de 2010, 18:49

Había leído tankas en el foro, y hasta se llegó a querer engarzarlos como lo hicimos con los haikus, pero no tuvieron la misma respuesta. Estos tuyos están muy bonitos, tanto que me quedo con el tercero y cuarto, me imagino que corresponden a otoño e invierno, son los que más me gustaron. Aunque el brote del musgo en su primavera también te quedó lindo, pues siendo musgo tú y primavera ella siempre quedará la esperanza reverdecedora del beso al cambio de estación.

Muy bonito trabajo.
Un abrazo.

Taty Cascada
28 de octubre de 2010, 20:13

Conozco los haikus, pero desconocía los tankas. Te quedaron muy bellos sobre todo el uno y el dos. Contigo siempre aprendo, eres un gran poeta.
Un abrazo.

Mayte_DALIANEGRA
28 de octubre de 2010, 20:32

Nada más leer el título ya recordé la cinta homónima de Kim Ki Duk y le pones la música de Old Boy: ¡genial!. Me ha gustado mucho la explicación que nos ofreces sobre los tankas o wakas, cuya variante, los haiku, es la más conocida por estos lares, yo misma compuse un haiku hace ya bastante tiempo, a modo de prueba, como todo lo que hago. Tu tanka te ha salido precioso, resulta reconfortante parir versos tan hermosos, ¿verdad? Un beso fuerte, querido Óscar.

NV BALLESTEROS
29 de octubre de 2010, 4:16

Óscar, me pierdo entre los besos si intento ser cuantitativa. solo sé que como una alondra esperaba el beso de la cálida primavera...como ave sin nido entre el frió invierno me quede sin sentir la brisa fresca de sus labios...Es hermoso tu poema...te dejo un abrazo muy grande...besos con cariño

Patricia 333
29 de octubre de 2010, 5:26

Oscar de tankas o wakas, haiku y otras tantas cosas no se nada , solo se que tu poesia me gusta mucho , las palabras que no entiendo busco su significado :) y listo

roquedal.
Lugar abundante en rocas.

Lebreles eran originariamente perros de caza

Gracias por tus palabras en mi blogg ,te lo agradezco en el Alma

Un abrazo fuerte , fuerte

Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄ƷƸ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄ƷƸ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ

Marisol
30 de octubre de 2010, 4:50

Te han quedado preciosos versos, en este paréntesis que has hecho de la poesía a la que nos tenías acostumbrados.
Le has dedicado una estrofa a cada estación, la primavera que inicia, y que retorna al final, son las que más me gustaron. Le ha dado un carácter cíclico donde el brote del musgo me sugiere esperanza.
Me he fijado también en los encabalgamientos, no es un recurso que se utilice a menudo, pero ahora ha sido, como dices, la regla.
Me gusta aprender de ti.
Un besito Trístico.

Ío
31 de octubre de 2010, 17:02

Me han gustado todos, sobre todo los que son de invierno, y de ellos, el último es el que más:

"Ya la nieve con
su capa de armiño y sus
mitones blancos
abandona el roquedal
y brota verde el musgo."

También el de otoño, me gusta el murmullo que hacen las hojas a medio secarse en el bosque umbrío.

"la suave brisa anuncia
el preludio de un beso."
.....y estos dos versos son preciosos¡

Un beso, Óscar

Ío

aniki
31 de octubre de 2010, 22:41

Si no recuerdo mal el tanka es un estilo poético muy antiguo, más aún que el haiku. Te ha quedado precioso, yo no me hubiera atrevido a pesar de ser una entusiasta de los haikus.

Besosss

Gloria Reyna
3 de julio de 2011, 17:32

Tarde dominguera y perezosa en grata compañía con tus poemas.
Como siempre un placer leerte.
Gracias

Publicar un comentario en la entrada