Blog poesía La luz de tu Faro

En memoria de Sara Álvarez, con Amor, devoción y ternura infinitas. Absorbí tu esencia, y ahora vives en mi poesía. Te devuelvo la vida con mis versos.

jueves, 21 de octubre de 2010

La telaraña del tiempo


La sangre florece espuria en los burdeles de la carne,
en la genealogía de las metáforas
que cuelgan, podridas, del membrillero.

La noche es un remanso de anatemas,
un lóbrego jardín de langostas,
una constelación de fementidas luciérnagas.

No urde el sol tu palabra de hielo
ni el viernes mitiga la luz de las ausencias.

Siempre vienes tarde a nuestro encuentro,
cuando las noches sufragan estrellas
y mis esquejes se estiran por el litoral de tu sueño.

¡Cuán disímil es el giro de la peonza
sobre mi mano,
y estos ojos que danzan sin órbita ni compás
en la elipsis del verbo!

Me miras sediciosa,
con la mirada atrapada en la telaraña del tiempo,
tejiendo versos y lágrimas,
ausente e impenetrable en tu mismidad.

© Óscar Bartolomé Poy. Todos los derechos reservados.

9 comentarios:

Isabel
21 de octubre de 2010, 17:35

Esquejes, nos hemos puesto de acuerd, unas metáforas dolidas de ausencia, a veces es igual ver con los ojos abiertos o cerrados, uno se ancla..

Un abrazo

Taty Cascada
21 de octubre de 2010, 19:49

Nostalgia y gemidos latentes, dolor que se percibe en las redes transparentes de tus letras.
Un abrazo.

Respirando entre palabras.
22 de octubre de 2010, 0:38

Siempre estará la mirada, atrapada en la telaraña del tiempo?
Me gustaría un día estar ausente de recuerdos...
Besos

Mayte_DALIANEGRA
22 de octubre de 2010, 0:44

Bellísimo tu nuevo poema, Óscar, desplegando ese lenguaje tan culto que te caracteriza y también haciendo gala de la tristeza y de la melancolía que moran en tu corazón atraídas por el dolor intrínseco a tu situación...No sabría decirte qué verso me ha gustado más, porque todos ellos son de una hermosura perturbadora, de una riqueza metafórica preciosista, pero, quizás, si he de elegir uno, me quedaría con la constelación de fementidas luciérnagas.

Y ahora te copio el comentario que te dejé en mi post de cine agradeciendo tu lectura y tu comentario. "Mil gracias por tu visita, Óscar. A mí también me gustó mucho "In the mood for love", pero aún así, "2046" sigue siendo mi película favorita del "mundo mundial", seguida de "Lust, caution" de otro cineasta chino, el taiwanés afincado en Estados Unidos, Ang Lee, (ya ves que no hay peli donde salga mi adorado Tony Leung que no me pirre, como la que te menté ayer de John Woo, donde él es, de nuevo, el "prota"). Y ya ves que el cine asiático es justo mi predilecto, aun cuando mis gustos son muy extensos, si ves mi perfil del blog, hallarás en él una mínima muestra. Y sobre la cinta de Kar-Wai que mentas, he de decir que yo creía haber visto toda su filmografía, pero no, me falta ésa, así que he de conseguirla, al igual que la que recomiendas en tu post. La que sí que apenas me gustó de este realizador es "My blueberry nights", quizás es que la encontré tan occidental... Bueno, mil gracias y te dejo con un besote fuerte, mi querido amigo".

Liz Flores
22 de octubre de 2010, 4:34

Las telarañas me recuerdan al tiempo muerto y verles colgar al vaivén del viento se me figura como que son lágrimas cristalizadas de éste (el tiempo). Es una imagen triste para mí, como estos versos que te he leído, pero claro, no carentes de elegancia y sensibilidad, lo que nunca falta en tu poesía. Me quedo con este verso: "La noche es/una constelación de fementidas luciérnagas."

Un gran abrazo Óscar.

Patricia 333
22 de octubre de 2010, 7:40

Siempre vienes tarde a nuestro encuentro,
cuando las noches sufragan estrellas
y mis esquejes se estiran por el litoral de tu sueño.

No digo nada .... El Poema una joya

Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄ƷƸ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄ƷƸ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ

Mayte_DALIANEGRA
22 de octubre de 2010, 20:20

Mil gracias por tu precioso comentario en mi poemita, Óscar, vengo a agradecerte eso y a responderte del porqué de que "My blueberry nights" no me convenciera. No tiene que ver con que fuese rodada en suelo americano, es cierto que "Happy together" se rodó en Argentina, pero era una historia de orientales, ellos son discretamente diferentes a nosotros, son más circunspectos, más introspectivos, sienten igual que nosotros, pero no lo manifiestan de la misma manera y te lo digo por experiencia, pues estuve un mes en China tratando a diario con ellos. Por otro lado, en "My blueberry nights", los actores interpretan muy bien, tanto Jude Law como Norah Jones, Rachel Weistz, el angelito de la Portman o mi idolatrado David Strathairn, actuaban magníficamente, pero la historia me resultó francamente aburrida y siento decir esto de uno de los realizadores que me subyugan, pero es una cuestión de gustos, he de ser crítica también, el resto de lo que he visto de Kar-Wai me produce una emoción indescriptible, pero esta cinta me hace bostezar. Bueno, Óscar, corto rollo sobre el tema, que no va para nada con este hermoso poema tuyo, pero ignoraba si lo que escribiese en mi blog te llegaría. Un abrazo fuerte y disfruta de un finde relajante e inspirador, querido amigo.

NV BALLESTEROS
23 de octubre de 2010, 18:32

El viernes es de los días mas pesados para mi nace el fin de semana y el trabajo se queda en la oficina el movimiento y la gente...llego a casa y una bocanada de soledad me recibe con su risa ácida...me siento atrapada en la telaraña del tiempo con su compás impío(También siento que se lo dedicas a la muerte ¿Es ella la de mirar vació?)
...Te dejo un abrazo muy grande...besos

Marisol
23 de octubre de 2010, 19:11

Este poema tiene toques góticos y al mismo tiempo filigranas del lenguaje, como la luz y la oscuridad al mismo tiempo.
Transmite dolor y nostalgia, reinventa la tristeza de forma que el lector la siente y hasta puede tocarla.
Me gustó esté párrafo :

"No urde el sol tu palabra de hielo
ni el viernes mitiga la luz de las ausencias."

Y el párrafo final, sobre todo.
Un poema impecable.
Abrazos.

Publicar un comentario