Blog poesía La luz de tu Faro

En memoria de Sara Álvarez, con Amor, devoción y ternura infinitas. Absorbí tu esencia, y ahora vives en mi poesía. Te devuelvo la vida con mis versos.

jueves, 23 de junio de 2011

Luz indeclinable


Cuando miras algo fijamente, se mueve por una ilusión de movimiento; pero aquella vez no te moviste. Ni un parpadeo. Ni un débil temblor. Ni un aleteo de libélula. Tus ojos se cerraron a la luz como un fortín de sombras, y ya no pude vertebrar el silencio con palabras ni abrir las esclusas de la soledad para dejar pasar el mar de mi tristeza. La muerte me arañó la espalda y me dejé arrastrar por la resaca del tiempo, como un marinero sin brújula ni estrellas, sin otra carta náutica que el beso, abocado al naufragio y perdido en el sextante de la luna.

Ya son dos años sin ti, y no diré que han pasado rápido. Casi no reconozco al hombre que fui en aquel tiempo; tan lejano se me ofrece a la vista, y tan densa es la niebla, que apenas distingo su vaga silueta; o no me reconozco ahora si me comparo con el que era entonces, tanto he cambiado por dentro o ha cambiado el mundo que me oprime y me rodea. Sólo una cosa ha permanecido inmutable: la poesía, tu poesía, la única roca a la que me puedo asir cuando siento que me precipito por este acantilado escarpado que es la vida sin tu vida, el mar sin tu amar, el Faro sin tu luz indeclinable.

© Óscar Bartolomé Poy. Todos los derechos reservados.

10 comentarios:

Isabel Moncayo Moreno
23 de junio de 2011, 14:19

Qué puedo decirte, Óscar, cuando tú lo dices tan bien, como ese final doloroso que es la vida sin su amar, sin su luz.

Sabes que de corazón deseo que el tiempo te ayude a menguar tu dolor.

Te echaré de menos, pero aquí seguirá tu poesía, y vendré para empaparme de ella.

Un beso desde el cariño sabes que te tengo, mi estimado amigo, y otro para Sara, allí donde esté, seguro que aletea esas alas de libélula con la que siempre la engalanas en tus poemas.

Gloria Reyna
23 de junio de 2011, 15:58

No sé porqué las penas siempre se sienten con la misma intensidad a pesar del tiempo.
Un tiempo que pasa de forma extraña.
Una ausencia que siempre está presente.
Un abrazo

Gloria Reyna
23 de junio de 2011, 16:49

Gracias Óscar por tus correcciones, cargadas de razón, más bien me ha salido un "churro" de verso. Intentaré corregir y aprender para salir del analfabetismo poético en el que me encuentro.
Gloria

PD: Mi pena en cuanto ha visto a la tuya ha salido corriendo como loca a su encuentro. Es que es muy sociable. Después el trabajo es mio para que vuelva a casa.

Ío
23 de junio de 2011, 17:24

Casi todo ha cambiado, también nosotros, pero hay sentimientos que siempre permanecerán en nuestro interior.
Sobre la Poesía el tiempo no pasa.

"La muerte me arañó la espalda y me dejé arrastrar por la resaca del tiempo, como un marinero sin brújula ni estrellas, sin otra carta náutica que el beso, abocado al naufragio y perdido en el sextante de la luna."

Estos versos son lo que me gustaron más, tienen música, a pesar del duelo.

Un abrazo, Óscar

Ío

lauviah
25 de junio de 2011, 2:32

Es curioso , echamos de menos algo que existe en nosotros, desde y para siempre ,,,
la luz indeclinable como esa foto en la mente de lo que fue , pero esta ahí , , por lo tanto he de deducir que sigue alumbrando en el presente.

"No hecho de menos lo que no fue ,, tan solo lo que nunca ha sido" ,,,,y tu luz fue y sige siendo como el faro en el paso del tiempo ,,, eres afortunado.

Me encanto gracias

Liz Flores
26 de junio de 2011, 10:57

Qué manera más bella de pensar y sentir, pese al dolor. Sabes que me hago semejante al sentimiento y que admiro tu afán y ese inmenso amor que te motiva a mantener viva la poesía de Sara desde la tuya. Es hermoso y emotivo.

El cierre, como muchos otros tuyos, enmudece, toca las fibras del alma. Sencillamente precioso, como la foto que has colgado.

No había entrado al blog, por eso no vi hasta hoy que publicaste esta entrada hace días. Por un tiempo estaré ausente de mi blog de poesía, y cerraré el de Patojos. Veré si me dedico más al otro, al de mi país. Disculpas desde ya por mis retrasos.

Deseo que Sara guíe su luz hacia ti y te ayude a disipar la niebla. Mira que luego uno se acostumbra a ella, y me temo que ya no se logra salir, ni ver del todo la claridad. Y tú, mi querido amigo, mereces vivir días llenos de fulgor.

Te quiero mucho.
Un abrazo muy, muy fuerte.

Marisol
27 de junio de 2011, 5:49

Me sucede contigo, Óscar, que tengo que leerte muchas veces, antes de poder comentarte. Discúlpame por demorar siempre, pero es que las emociones que se despiertan cuando leo cosas como ésta, me oprimen tanto el corazón que me quedo sin él por momentos.
Quisiera destacarte algo, pero todo el texto es infinitamente triste, doloroso.
Me gustaba mucho leerte enamorado, me gustaba leerlos a ambos así. Ahora has cambiado, claro: Has convertido en arte a la tristeza, y el desconsuelo se desborda por los cauces de tu poesía.
Voy a echar mucho de menos tus versos ahora que te tomas vacaciones.
Te abrazo fuerte, muy fuerte.

Taty Cascada
2 de agosto de 2011, 0:10

Óscar, siempre me he preguntado cómo se puede vivir después de la partida de un gran amor.Se necesita valentía, fuerza y una imperiosa necesidad de que ese ser no desaparezca por completo. Quizás con los años comencemos a olvidar determinados detalles, cómo la cantidad de pestañas que tenía en sus ojos; pero a cambio se engrandecen los momentos vividos y disfrutados. No eres el mismo de ayer, indudable. Has logrado cristalizar el dolor y moldearlo en versos, amasarlo como si fuese arcilla, para observarlo desde tu alma que brilla con el beso de una libélula.
Un abrazo para ti maestro.

Florence M.F
4 de agosto de 2011, 20:35

"Cuando miras algo fijamente, se mueve por una ilusión de movimiento." Yo no creo que exista tal ilusión, de hecho, hay algo que te está moviendo a ti. Y lo hace hermosamente.
Saludos.

Laira
19 de agosto de 2011, 12:34

Es un relato tan bonito y a la vez infunde tanta tristeza.
Es horrible cuando pierdes a una persona importante en tu vida, es tan difícil recordar su voz con el tiempo.
Me encantaría que visitaras mi blog y me dieras tu opinión.
http://lairaconira.blogspot.com/
1 besazo.

Publicar un comentario