Blog poesía La luz de tu Faro

En memoria de Sara Álvarez, con Amor, devoción y ternura infinitas. Absorbí tu esencia, y ahora vives en mi poesía. Te devuelvo la vida con mis versos.

jueves, 3 de febrero de 2011

Por el alero de tu tristeza


Cuando paseo por el alero de tu tristeza
las palomas alzan el vuelo con batir de alas blancas
–como una ráfaga de luz que ilumina tenuemente
el hemisferio más umbrío de mi cara–
,
una lluvia inopinada arrecia sobre mi frente cansada
y tú me sonríes con el vaivén de una lágrima
ovillando en tus párpados nubosos
un hilo de sol.

No hay tejado demasiado alto para este vestigio suicida
–me digo para mi coleto–
ni ave que anide solitaria en el trombo del mar,
pero hoy que he debelado tu fortaleza sin adarves
las lágrimas son cristales rotos
que deshojan el pentagrama de mi voz
en pétalos de música.

© Óscar Bartolomé Poy. Todos los derechos reservados.

11 comentarios:

Cita
3 de febrero de 2011, 13:53

las lágrimas son cristales rotos
que deshojan el pentagrama de mi voz
en pétalos de música.

Con la boca abierta me he quedado... preciosa esta comparación metafórica.

Besos
Cita

Cita
3 de febrero de 2011, 17:33

Cuando me analizas me das miedo. Pareces conocerme.Si, es cierto que mi poesia no está elaborada porque SIEMPRE escribo improvisándola, sobre la marcha. No tengo los conocimientos suficientes para crear algo "decente", es mas un diario hecho verso, nada mas.
Gracias por tus visitas, me gusta mucho este intercambio que tenemos, espero yo también estar aportándote algo, aunque sólo sea el "como no se debe hacer" jajaja
Besos

Isabel Moncayo Moreno
3 de febrero de 2011, 17:34

Esta fotografía me ha impactado, parece que la paloma se está cayendo al vacío, me ha dado un escalofrío, así también el poema, cuando te leo desde ese lado oscuro me suele pasar, aunque tus poemas tristes siguen siendo igual de hermosos porque están llenos de amor, incluso desde ese alero. La soledad nos sube a lugares suicidas pero tenemos que saber que estirar la mano es bueno, suele haber quien la tome.

Un fuerte abrazo, Óscar

Ío
3 de febrero de 2011, 18:24

Cuanta tristeza, solo el título ya lo es mucho.
Me ha gustado sobre manera este verso: “No hay tejado demasiado alto para este vestigio suicida”, pero el siguiente no; entiendo lo que quieres decir con él, pero no me gusta porque siento que no queda bien en el conjunto del poema, muy muy hermoso.
A pesar de tamaña tristeza, pena, al final, con los pétalos de música, el poema parece, solo lo parece, que sabe un poco menos solitario.
Un abrazo, un beso, Óscar

Ío

Ío
3 de febrero de 2011, 19:20

Vuelvo de nuevo.....espero que las palabras, en mi comentario anterior, no te hayan molestado.
Otro beso, Óscar

Ío

Liz Flores
4 de febrero de 2011, 9:29

Qué preciosa te ha quedado esa metáfora del hilo de sol ovillado en sus párpados nubosos, es lo que más me ha gustado del poema. El título y la foto casan perfecto en esta tu entrega, que pese a estar enmarcada en una dulce melancolía, es muy bella y place la lectura.

Un saludo, amigo Óscar.

Taty Cascada
4 de febrero de 2011, 20:06

En éste poema te siento muy críptico querido Óscar, aún así es hermoso, es indiscutible que es bello. Y la imagen de esa paloma en blanco y negro muy apropiada.
Un abrazo poeta.

lauviah
5 de febrero de 2011, 11:16

Hay un hilo invisible que toca otro hilo invisible
y ambos tocandose ,
se hechan tanto de menos.

un saludo

Marisol
6 de febrero de 2011, 6:24

Le he encontrado ritmo a tu poema, Óscar, ritmo y armonía. La nostalgia no abandona tus versos, los primeros versos entreguionados contienen una imagen que me ha gustado mucho. Siento que tu poesía es intensa, tal vez porque transcribe los sentimientos de dolor y de amor que son ambos profundos.
Tus metáforas siempre son singulares, aunque suene paradójico.


'y tú me sonríes con el vaivén de una lágrima
ovillando en tus párpados nubosos
un hilo de sol.'
'las lágrimas son cristales rotos
que deshojan el pentagrama de mi voz
en pétalos de música.'

Mi admiración, siempre.

Clara Schoenborn
6 de febrero de 2011, 18:16

Coincido con el resto de comentaristas en que ese último párrafo es iluminado. Me ha necantado leerlo muchas veces, porque además de su originalidad es muy sonoro, casi musical. Un abrazo Óscar.

Cita
7 de febrero de 2011, 17:49

Me metes caña compañero... siento desanimarte pero creo que no lo sé hacer mejor, eh?

Cita

Publicar un comentario