Blog poesía La luz de tu Faro

En memoria de Sara Álvarez, con Amor, devoción y ternura infinitas. Absorbí tu esencia, y ahora vives en mi poesía. Te devuelvo la vida con mis versos.

martes, 22 de noviembre de 2011

Corcel de versos












Tus labios.
Cuando me hablas son
un ballet de rosas, la
etopeya elocuente del compás.
Si callas se dobla el viento
y el abrazo zozobra.

Una bruma cinérea amortaja las luciérnagas
como el ciego pestañeo de un caballo
de ojos negros y opacos
que lleva el beso infinito de la muerte
impreso en las costillas.

Bebo la noche como un vaso sin fondo,
.......desenvaino de la espada el tahalí.

–la noche es un llanto cristalino,
el refugio doloso de la luz–

Algún día mis palabras,
puestas una encima de otra,
alcanzarán la luna
y viajarán por las estrellas
como un corcel
enjaezado de versos.

© Óscar Bartolomé Poy. Todos los derechos reservados.

7 comentarios:

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ
22 de noviembre de 2011, 17:02

Un corcel de sueños viajan en tus bellos versos.

Precioso poema, Óscar.

Abrazos alados!!!

María
22 de noviembre de 2011, 17:42

Labios que sienten y besan desde la humedad de la noche.

Un beso.

Taty Cascada
22 de noviembre de 2011, 22:43

Sublime, ¡qué decir Óscar!, si ya sabes que admiro tu poesía y esa entrega en tus versos.
Un abrazo maestro.

Gloria Reyna
22 de noviembre de 2011, 23:57

Me han gustado especialmente los últimos versos.
Me imagino esas palabras puestas una encima de otra hasta alcanzar la luna... seguro que puedes.

Un abrazo

Cita
23 de noviembre de 2011, 9:45

Imagino que con un destino concreto, verdad?
Me sigues inquietando a pesar de todo...
Besos
Cita

Humberto Dib
25 de noviembre de 2011, 1:53

Un texto magnífico, Óscar, eres un crack para los versos.
Un gran abrazo.
HD

Marisol
4 de diciembre de 2011, 5:08

El inicio me revelaba un poema romántico y dulce, he leído los primeros versos muchas veces, y cada vez me sonaban más enamorados.
"Tus labios.
Cuando me hablas son
un ballet de rosas"

Anque luego regresas a la ausencia, me gustó la aliteración:
"y el abrazo zozobra"
Tanto como las imágenes de la noche
"–la noche es un llanto cristalino,
el refugio doloso de la luz–"

Los últimos versos encienden de nuevo la esperanza, y el amor se presenta invencible e infinito.

Precioso.

Un gran abrazo.

Publicar un comentario