Blog poesía La luz de tu Faro

En memoria de Sara Álvarez, con Amor, devoción y ternura infinitas. Absorbí tu esencia, y ahora vives en mi poesía. Te devuelvo la vida con mis versos.

lunes, 3 de enero de 2011

Un segundo robado al tiempo


No sé qué será de mi alma,
si zozobrará en el proceloso mar del olvido
donde la tempestad abate las velas de puro viejas,
o si sucumbirá cual buque derrelicto
a los furiosos embates del tiempo;
y si mi cuerpo cansado descansará –flébil pecio–
como huesos de azúcar en una caja de madera.

Pero aunque van pasando los años
y mi piel y mi cabello son mudos testigos
del inexorable conticinio,
puedo decir sin vacilar
que ahora soy más joven que cuando te conocí.

El amor es un segundo robado al tiempo
y un día ganado al olvido.

La eternidad a tu lado pasó en un suspiro.

Y así tenía que ser.

© Óscar Bartolomé Poy. Todos los derechos reservados.

10 comentarios:

Taty Cascada
3 de enero de 2011, 18:31

¿Qué sucederá con tu alma?, buena pregunta Óscar...No podemos responder porque la solución la tienes en tu corazón. Sólo tú puedes responder, sólo tú sabes lo que habita en tu interior.
Un abrazo, como siempre magistral.

Liz Flores
3 de enero de 2011, 20:36

Un alma tan sensible y llena de luz como la tuya jamás sucumbiría en el olvido. Si resulta casi imposible para los que poco te conocemos, menos para los que están o estuvieron en tu vida. Además eres faro ¿recuerdas? tu alma es guía para aquellas que están en penumbras y no pueden hallar el rumbo.

¿qué somos para el tiempo? menos que un suspiro.
pero qué seríamos sin el tiempo para acumular experiencias dulces y amargas. Todo pasa para fortalecer el alma, aunque a veces con tanta pena pareciera lo contrario.

La eternidad la conseguimos con cada paso que damos, nos hacemos eternos en la memoria de los que nos rodean, y disfrutaremos de los frutos de ésta al lado del ser amado. Así lo pieno, así lo deseo.

Bello poema. Ya me hacía falta leerte.
Un gran abrazo, querido Óscar.

Cita
3 de enero de 2011, 22:18

En el misterio está el secreto. Y lo mejor es no descubrirlo. Ya pasará... total, como dice Fito, desde que nacemos no paramos de crecer y no dejamos de morirnos.

Besos

Cita

Recomenzar
4 de enero de 2011, 13:06

Feliz de haberte descubierto ya que tu blog me gustó desde la entrada
Solamente una vez....si por supuesto...
Un beso

ana
4 de enero de 2011, 14:03

Pues tu frase "El amor es un segundo robado al tiempo" tampoco se queda corta. Precioso mar dibujaste niñoooooo.

Un besazo

Ío
4 de enero de 2011, 18:38

"El amor es un segundo robado al tiempo
y un día ganado al olvido.", y así cada día recuerdas más.
La eternidad al lado del amor siempre se hace pequeña.
Muy bello, Óscar
Besos

Ío

Etarinyeth...
4 de enero de 2011, 23:17

Hola Óscar!

Al leerte no he podido evitar pensar que no es el tiempo el que lo cura todo, sino el amor.
El amor que vibra dentro de ti. Volviéndote a tí infinito en un verso, en un instante "capturado" del destiempo y a ella - a tu divina Sara- eterna en tu inmensidad, en el no olvido que, es finalmente lo que la realidad ofrece, donde tan solo somos pergaminos por escribir.

Un abrazo fuerte!

Deseo que la luz sideral de tu faro, abrace tus madrugadas y vibre cierta en tu sentido, que este añó este pleno de anhelos alcanzados.

Marisol
5 de enero de 2011, 4:53

Es triste que el dolor nos marque más que las cosas felices, y las cosas felices, cuando pasa el tiempo, terminan por provocarnos dolor.
El amor, el tiempo y el dolor tienen una relación muy estrecha.
Estoy segura que tú, tu poesía y tu profundo amor, no van a sucumbir al olvio, de ninguna manera, algo tan puro podría, ni debería.
Hacia el final dejas dos reflexiones en las que me he quedado pensando:
"El amor es un segundo robado al tiempo
y un día ganado al olvido."

"La eternidad a tu lado pasó en un suspiro."

Me gusta esa composición de belleza, armonía y filosofía en tu poesía.

Un gran abrazo.

Isabel Moncayo Moreno
7 de enero de 2011, 16:54

puedo decir sin vacilar
que ahora soy más joven que cuando te conocí.

Dices mucho en esos versos, Óscar, nadie sabe qué será de nosotros, nadie viene de vuelta a contarnos, pero al menos mientras se pueda y nos quede, hay que vivir querido amigo y seguir.

Patricia 333
22 de enero de 2011, 0:43

El amor es un segundo robado al tiempo
y un día ganado al olvido.

La eternidad a tu lado pasó en un suspiro.

Y así tenía que ser.

La eternidad a tu lado ... Uno siente que es una eternidad y que poco es, justo como lo dices un suspiro .....

Un abrazo este 2011 querido Oscar

Publicar un comentario