Blog poesía La luz de tu Faro

En memoria de Sara Álvarez, con Amor, devoción y ternura infinitas. Absorbí tu esencia, y ahora vives en mi poesía. Te devuelvo la vida con mis versos.

viernes, 7 de octubre de 2011

Betelgeuse











Algún día todo lo que conocemos morirá.
Morirá Betelgeuse,
la más grande estrella roja,
y morirá también el sol, nuestro sol,
el mar, el cielo y todos los colores
que embellecen la tierra.

–morirán, sí, como tú has muerto–

Todo desaparecerá en una sima de fuego
–incandescente lágrima del Vesubio–,
y nadie conocerá nuestra historia
ni habrá un destino esperándonos.

Lo que somos, lo que fuimos...
¿Qué importará ya todo eso
cuando retornemos al principio
–que es el fin de la memoria,
principio y final de todos los tiempos–,
al embrión de nuestro ser,
donde la oscuridad se expande
como un universo recién nacido?

Recuerda esto:
ni siquiera los dioses sobreviven al olvido.

© Óscar Bartolomé Poy. Todos los derechos reservados.

3 comentarios:

S.A.D.E.FILIAL VILLA MARIA
7 de octubre de 2011, 16:16

Todo desaparecerá con el tiempo, nada es eterno. Muy buen poema y espectaculaR bLOG. tE SIGO. sALUDOS.

Taty Cascada
7 de octubre de 2011, 20:04

Si, Orionis desaparecerá, algún día, como todos, como cada habitante de esta tierra. Y quedará su huella en la memoria de las hojas escritas, en las fotos tomadas, en el recuerdo latente de las cosas personales. En ese ayer compartido, de dos seres que se amaron por una eternidad.
Un abrazo Óscar.

Marisol
13 de octubre de 2011, 5:57

Es un poema que me sugiere muchas cosas. Reflexivo por demás. Es dolorosa nuestra naturaleza temporal, sabes que un día no sólo dejaremos de existir, sino que todo lo que hay de nosotros, de quienes amamos, de quienes nos amaron, también lo hará.
El sol, la Tierra, la galaxia. Y ya no habrá nada ni nadie que pueda recordar si quiera nuestra especie.
Pero aún entonces, el amor verdadero vivirá en la energía que hace que el Universo se mantenga Unido.

Un gran abrazo.

Publicar un comentario