Blog poesía La luz de tu Faro

En memoria de Sara Álvarez, con Amor, devoción y ternura infinitas. Absorbí tu esencia, y ahora vives en mi poesía. Te devuelvo la vida con mis versos.

lunes, 31 de octubre de 2011

Seppuku














Cuando la luna de tu hombro
se tercie en una alondra
y la escarcha procure
el vuelo de la paloma,
no habrá cantos de sirena
ni cera en los oídos.

Cuando caigan las estrellas
en el sayal de los sauces
y manteen al alba su luz tornasolada,
nadie bramará más que esta pavana.

Vendrás a mí llorando –Andrómaca desconsolada–;
los ojos arrasados como templos de Ilión.

................–gloria a los caídos–

El mar te arropará en un catafalco de lirios blancos,
y te dejarás arrastrar por la corriente, hoja bonancible.

¿Qué es este amor sino un universo desdoblado,
un parche descosido o una lágrima deshilachada
en la madeja del océano?

................el amor, todo locura;
................al cuerdo cordura,
................y al loco lo cura.

Los maniquíes nos miran con ojos púnicos, de verde berilo;
sus besos son salados como las ruinas de Cartago.
Tienen tu nombre fruncido en la frente y les baila una ceja.

Soy Empédocles en el Etna y desafío la ascesis de tu fuego.
Soy el río de Heráclito que ha dejado de fluir.
Soy el barco de Teseo, el ojo de Melkart, la luna de Tanit.
Soy tantos yos que ya no sé quién soy.
Tendré que construirme de nuevo.

Sabes que mi corazón es una vasija humilde,
una talla primitiva, la bitácora sin navío.

Te aguardo con la sindéresis del samurái
que perdió el honor en la batalla,
el vientre abierto de golondrinas
y la sangre en el filo de la lengua.

© Óscar Bartolomé Poy. Todos los derechos reservados.

3 comentarios:

Isabel Moncayo Moreno
1 de noviembre de 2011, 15:55

Sigo leyendo y admirando tu poesía, Óscar, tendrás que perdonar que no entre a comentar,
(total para repetirme diciendo siempre lo mismo) pero sabe que vengo y que me voy con la satisfacción de leer buena poesía.

Te dejo un enorme abrazo y toda mi admiración.

Taty Cascada
2 de noviembre de 2011, 1:43

Giorgio de Chirico en tus gustos, un descubrimiento. Lo que no es novedoso y es conocido, es tu absoluto dominio del lenguaje poético. ¡Felicitaciones maestro!...Un abrazo Óscar.

Marisol
21 de noviembre de 2011, 1:55

Creo que me faltan referencias, sin embargo he disfrutado mucho este poema-historia que no deja de tener imágenes deslumbrantes.
Tampoco pasa por alto tu ingenio:
".el amor, todo locura;
................al cuerdo cordura,
................y al loco lo cura."

Siempre sorprendes.
Un gran abrazo.

Publicar un comentario