Blog poesía La luz de tu Faro

En memoria de Sara Álvarez, con Amor, devoción y ternura infinitas. Absorbí tu esencia, y ahora vives en mi poesía. Te devuelvo la vida con mis versos.

miércoles, 26 de mayo de 2010

Mi firma




So the words you could not say
I'll sing them for you
And the love we would have made
I'll make it for two

'Jesus to a child', George Michael

Me sonríes,
y se dilata mi pupila en el angosto cauce del verbo
sahumando un aroma a incienso,
como una balsa que surca el Nilo
en la calurosa noche egipcia.

Me miras con ojos de maniquí, inmóviles,
y mi sonrisa se revela blanca, de porcelana.

Todos los te quiero
que tus labios no llegaron a pronunciar
son ahora las lágrimas que dan a morir en la mar.

Al morir me clavaste en el corazón la punta de una estrella,
pero mírame, hoy brillo más que nunca cuando anochezco para ti.
Cuando escribo poesía soy tú sin dejar de ser yo,
soy tú en mí, el corolario de nuestro amor.

Quiero que tu nombre quede escrito junto al mío
como una continuación del epitafio de mi piel.

No sé cómo calzar este adjetivo a pie de estrofa
sin que se quiebre la paz de mis labios:
Eterna.

Mi firma es tu Tristeza.

© Óscar Bartolomé Poy. Todos los derechos reservados.

13 comentarios:

su
26 de mayo de 2010, 16:47

Jo, qué triste pero a la vez que bonito Óscar.
Me gusta pasearme por tu blog tan lleno de sentimientos...
Un abrazo.

Liz Flores
26 de mayo de 2010, 17:31

"Al morir me clavaste en el corazón la punta de una estrella,
pero mírame, hoy brillo más que nunca cuando anochezco para ti." Qué divino pensamiento, la imagen es bellísima.

"Cuando escribo poesía soy tú sin dejar de ser yo" has sabido fusionar ambas esencias y el resultado es una diáfana poesía.

"No sé cómo calzar este adjetivo a pie de estrofa
sin se quiebre la paz de mis labios:
Eterna." Sos como ese faro que por más persistente que sea la tormenta te mostras calmo. Efectivamente nada hará quebrar esa paz que te brinda tu Eterna Tristeza.

Lindo poema, Óscar.
Un abrazo.

Silencios de poesía (Mari)
26 de mayo de 2010, 19:17

Preciosa y tristísima poesía, muy triste y melancólica, se palpa en cada silaba el sufrimiento, se desliza entre sus versos toda la nostalgia.

Es bellísimo tu poema... tan triste.

Besos Óscar.

Leyddy Dhianna Reynoso Caraballo.
27 de mayo de 2010, 14:44

Me has erizado la piel Óscar, llego a tu espacio, siguiente el link de tu comentario en mi blog, y me encuentro con Sarah, quien tuve el inmenso placer de conocer y leer en Mundo Poesia, uff, como explicarte todo lo que has provocado en mi al leerte. Un abrazo, un fuerte abrazo para ti...

Besos y gracias...

Blue
27 de mayo de 2010, 17:33

y yo, hoy. me visto de su ausencia...
me encanta la luz de tu faro,el destello del mismo, a traves de tus letras tristes, nostalgicas, esperanzadoras, tiernas, dulces y muy tuyas.
abrazos
Blue

Daniel
28 de mayo de 2010, 1:32

Óscar; llegó a mí tu link y saber la intención original de tu blog me emociona; tuve la oportunidad de conocer en su poesía a la gran persona a quien dedicas todo tu sentir. Vos, le decía; "flotas en el aire y dejas caer suavemente las palabras que se acomodan en la hoja"...era su magia. Sin conocer de ella más que su nick poético, sus palabras de aliento en mis poemas, fue suficiente para percibir su magia, su esencia.
La razón del por qué me afectó notablemente su partida, no lo sé con precisión, pero sí dejó un gran vacío que cuando llega su recuerdo causan incomprensibles preguntas y una gran emoción.
Un placer conocer tu espacio, su espacio; me tendrás mucho tiempo en él.
Un afectuoso abrazo.
Daniel

Marisol
28 de mayo de 2010, 7:23

Es imposible leer un poema tuyo que no contenga preciosas metáforas, tu voz poética es sobrecogedora, tu descripción del amor es tan sentida que se transmite con facilidad.
Estos versos me han parecido muy tiernos:
'Me sonríes,
y se dilata mi pupila en el angosto cauce del verbo'

Y estos otros, iluminados, brillantes:
'Al morir me clavaste en el corazón la punta de una estrella,
pero mírame, hoy brillo más que nunca cuando anochezco para ti'

'Quiero que tu nombre quede escrito junto al mío
como una continuación del epitafio de mi piel'

La música, y la fotografía, son un buen acompañamiento para sensibilizar al lector.

Un gran abrazo.

Isabel
28 de mayo de 2010, 15:18

El comienzo del poema es precioso, Óscar, aunque me ahogo al leer " y se dilata mi pupila en el angosto cauce del verbo
sahumando un aroma a incienso" necesito alguna pausa, o a mí me la pide..
hoy brillo más que nunca cuando anochezco para ti, estas contradicciones tuyas también son significativas y hermosas.


Quiero que tu nombre quede escrito junto al mío
como una continuación del epitafio de mi piel.
hay epitafios muy curiosos, pero no se me había ocurrido inscribirlos en la piel...

Y de todo el poema me quedo con el cierre:

No sé cómo calzar este adjetivo a pie de estrofa
sin se quiebre la paz de mis labios:
Eterna.

Mi firma es tu Tristeza.

Tu firma es bella, desde la tristeza o por ella, pero es bellísima, la canción también me ha encantado.

Un abrazo, Óscar

Pryncessa
29 de mayo de 2010, 0:50

cuanto sensibilidad y sentimiento....muy bonito y precioso.....felicidades....

Darilea
29 de mayo de 2010, 9:21
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Darilea
29 de mayo de 2010, 9:23

Conmovedoras palabras a un amor perdido.
Cualquier persona que habite colgada del amor, sentirá profundamente tu poema.
Triste pero no por ello, es menos bello. Muy al contrario. Llena de un profundo sentimiento, me despido de ti, hasta la próxima.
Un besito y con tu permiso te regalo este haiku:
En mi memoria
como en el mar las olas.
Tú vas, tú vienes

Darilea
29 de mayo de 2010, 9:31

Siento de nuevo esta intromisión en tus comentarios, pero a lo largo de estos 7 años que escribo no recuerdo exactamente la fecha, pero yo seguía a Eterna tristeza, y ella a mí. Buscaré en los comentarios de mis blogs, para entrar en su enlace y recordar su blog. Lamento mucho su perdida, todo poeta deja una huella imborrable, con sus palabras, y se queda de alguna manera entre nosotros.
Ruego que borres este comentario cuando lo leas, y si encuentro los comentarios de ella te los mostraré. Lo siento de corazón.
Un beso

Yoko-Tomoto
5 de junio de 2010, 3:42

En la firma de cada letra ella se desliza y hace recordar a los corazones que la leyeron su existencia. Me ha agradó mucho la mención de Egipto, es un país mágico, mi padre lo llamaba la "Tierra de los muertos", porque en él, la vida y la muerte se unían en el Nilo.

Sara emerge de vuestra poesía como la arena en el desierto del místico Egipto.

Bello comentario el que me precede, afortunada Darilea quién la conoció.

Con mucho aprecio
Alejandra

Publicar un comentario