Blog poesía La luz de tu Faro

En memoria de Sara Álvarez, con Amor, devoción y ternura infinitas. Absorbí tu esencia, y ahora vives en mi poesía. Te devuelvo la vida con mis versos.

viernes, 23 de octubre de 2009

Ha vuelto el frío (y no estás tú)


Ha vuelto el frío,
como cuando te conocí,
sólo que ahora es un frío árido y seco
que agarrota las articulaciones del espíritu
y las hace crujir.

… y no estás tú.

Ha vuelto el frío,
como si el invierno tuviera prisa por llegar,
pero las hogueras ya no arden en las manos al frotarse como leños,
y el olor a castañas asadas no atiza las ascuas de mi pecho.

… y no estás tú.

Ha vuelto el frío,
como en aquel mes de diciembre en que me enamoré de ti,
pero ahora es octubre y hace frío,
y no estás tú.

© Óscar Bartolomé Poy. Todos los derechos reservados.

6 comentarios:

Alexia
23 de octubre de 2009, 21:39

A veces el frío llega sin avisar, como un torbellino que solo sabe pasar y calarnos hasta los huesos, pero también es cierto que así mismo llega el Amor y como tu luz de faro, nos ilumina la vida para siempre...que esa luz que te hizo feliz te acompañe y logre darte el calor necesario para seguir con fuerza ,besos desde el norte

Marisol
26 de octubre de 2009, 3:22

Has escrito varios inviernos desde que Sara no está, el tiempo, frío de por sí, parece que congela más en la ausencia de ese alguien que amamos.
Cuánto hace falta el calor de un leño, o cuando menos las brazas de un amor.
Me gustó en especial la segunda estrofa
"Ha vuelto el frío,
como si el invierno tuviera prisa por llegar,
pero las hogueras ya no arden en las manos al frotarse como leños,
y el olor a castañas asadas no atiza las ascuas de mi pecho."

Las anáforas y epíforas, le dan un carácter cíclico al poema, como el invierno que vuelve.

Un abrazo infinito.

Isabel
26 de octubre de 2009, 17:25

El poema es un destemple del corazón, la soledad del banco, el crujido del alma, no hay hoguera que caldee ciertamente, "y el olor de las castañas asadas no atiza las ascuas de mi pecho, no, claro que no, pero qué buen aroma dejan las castañas asadas en un día de frío invierno. La repetición del verso Y no estás tú, le da un toque al poema más melancólico, si cabe.

Ana Muela Sopeña
27 de octubre de 2009, 2:36

Bellísimo, Óscar. Un poema de ausencia que inmortaliza el recuerdo y a la amada.

Te dejo un abrazo
Ana

Yoko-Tomoto
17 de noviembre de 2009, 2:35

Es de la ausencia que se percibe el frío, en esa remembranza de amor vista en la lejanía de vuestros anhelos. En esa distancia que ahora aleja a un diciembre.

Debo deciros que octubre es para mi un mes triste a diferencia de diciembre, mi predilecto.

Que vuestro manto estelar os cubra del frío amigo mío, dejando que al mar os apacigüe en clemencia de un bello recuerdo.

Con afecto
Alejandra

Patricia 333
19 de mayo de 2010, 17:25

Si Oscar no esta y sientes el vació yo quisiera decirte muchas cosas y no puedo porque en mi vida también alguien a quien ame ya no esta y se siente lo mismo ( Vació ) ( Soledad ) Frió eso es un Frió no importa que sea Primavera el frió no se va . . .

En mi caso ya paso el frió ya no se siente me ha llegado calorcito pensar en que la vida sigue y yo estoy viva tengo que seguir , en tu caso no se solo te quiero decir que guardes los recuerdos en tu Corazón y sigas caminando o volando como lo hago yo en mis sueños como las Mariposas

Te abrazo muy fuerte querido Oscar y si, si hace Frió pero no estas solo un Besito

PD se que este post es de Nov 2009 pero el tiempo no pasa cuando uno siente Frió por eso trata de acercarte al SOL

Publicar un comentario