Blog poesía La luz de tu Faro

En memoria de Sara Álvarez, con Amor, devoción y ternura infinitas. Absorbí tu esencia, y ahora vives en mi poesía. Te devuelvo la vida con mis versos.

lunes, 5 de octubre de 2009

La encrucijada de la noche


Amamantas sueños gemelos de vida y muerte
con leche negra,
y tus aullidos de loba capitolina me despiertan en noches lúgubres
como ésta
cuando, sonámbulo, me paseo por el capitel de la luna
con cristales en las plantas de los pies.

Aspiro la niebla como un animal noctívago
–así, dilatando las aletas de la nariz, hasta empaparme de la humedad de la atmósfera–
que persigue a su presa en la encrucijada de la noche.

Soy una bestia herida que olfatea tu sangre –aún fresca– en la tierra
para trazar tus coordenadas en este mapa de estrellas.

Sueño con encontrarte en el fondo del vaso
mientras escondo en la almohada todos mis miedos.

¡Qué impotencia este querer tocarte y hender el aire con el filo de los dedos!
Es tan frustrante como querer abrazar a la Venus de Milo.

© Óscar Bartolomé Poy. Todos los derechos reservados.

2 comentarios:

Isabel
6 de octubre de 2009, 14:14

el recuerdo sigue amamantándote de forma etrusca, por la imagen de loba capitolina, tus versos se hacen extensión de los versos de Sara, desde el dolor, que siempte en la noche parece acrecentarse. Tu poesía como siempre, tan personal, bella en la estética de las imágenes y desgarradoras a los sentidos. Ese miedo escondido en la almohada y el abrazo perdido en el aire e imposible como a la Venus de Milo, son perfectos para definir lo solo que estamos cuando perdemos lo que amamos.

Un abrazo, Óscar, un abrazo del alma.

Marisol
11 de octubre de 2009, 7:32

Cada vez, descubro que me gusta más leerte, tu poesía no sé si es que me guste más o se haga mejor, pero me sucede.
Aunque en el fondo siempre hablas del dolor, de la ausencia, del amor y la muerte, lo haces en tantas temáticas que jamás suena repetitivo.

Me gustó esta imagen:
"Soy una bestia herida que olfatea tu sangre –aún fresca– en la tierra
para trazar
tus coordenadas en este mapa de estrellas."

La impotencia del cierre, magníficamente descrita con la Venus de Milo.

Un fortísimo abrazo.

Publicar un comentario