Blog poesía La luz de tu Faro

En memoria de Sara Álvarez, con Amor, devoción y ternura infinitas. Absorbí tu esencia, y ahora vives en mi poesía. Te devuelvo la vida con mis versos.

martes, 7 de diciembre de 2010

Contradanza


Tiemblan los vagones
en una contradanza de agujas
como las vías del tren que se bifurcan
al embocar el claustrofóbico túnel
que conduce al tiempo pasado,
a semejanza de una lengua bífida
agitada por un serpenteo de rieles
–retorcida maraña de vigas y hierros–,
hasta que un farol amarillo decapita la noche
con su chispeante vapor de estrellas.

© Óscar Bartolomé Poy. Todos los derechos reservados.

5 comentarios:

Ío
7 de diciembre de 2010, 23:52

Siento que recuerdas, y te hace daño, te lo hace porque es pasado y no es presente.
Terribles imágenes las que trazan tus versos.
Un beso, Óscar

Ío

Taty Cascada
8 de diciembre de 2010, 14:22

Intenta, no mirar más por ese túnel, las añoranzas trastornan la mirada, sé que es tu forma de amar, pero te hace daño.
Un abrazo Óscar.

Isabel Moncayo Moreno
9 de diciembre de 2010, 18:49

Si algo bueno tienen los túneles es que siempre tienen salida, al no ser claro que se derrumben, un poema fuerte que deja el frío del acero en el alma.

Un abrazo Óscar

Marisol
13 de diciembre de 2010, 5:11

Las imágenes de tus poemas son siempre vívidas, éste me ha parecido en especial oscuro, triste, sin esperanza, aunque la luz del farol final lo enciende un poco, el sentimiento de ausencia sigue allí.
El túnel claustrofóbico me gustó mucho. Los dos versos finales también son notables.
Un abrazo.

Gloria Reyna
24 de junio de 2011, 20:19

A veces un pequeño asidero es suficiente para seguir.
Tremendo poema con final feliz

Publicar un comentario