Blog poesía La luz de tu Faro

En memoria de Sara Álvarez, con Amor, devoción y ternura infinitas. Absorbí tu esencia, y ahora vives en mi poesía. Te devuelvo la vida con mis versos.

domingo, 20 de septiembre de 2009

El manto virgen de la noche


Absorto y pensativo,
sigo con la mirada la inmortal danza de los suspiros
en el cenicero donde apago las colillas de mi frustración.

La soledad tiene el olor del semen
cuando eyaculas sobre un pañuelo de papel
y lo tiras a la basura,
como todo lo que es desechable,
incluido el condón corazón.

La felicidad para el que ama el fantasma de un amor es morir ahogado en un mar de coños.

La tristeza es una máscara de ojos que no maquilla las arrugas de tu ausencia.

De las sombras sólo emergen lágrimas negras como el hollín,
y brasas de cigarros que practican orificios en el manto virgen de la noche.

© Óscar Bartolomé Poy. Todos los derechos reservados.

2 comentarios:

Isabel
21 de septiembre de 2009, 18:51

La tristeza es una máscara de ojos que no maquilla las arrugas de tu ausencia.


El poema deja una sensación de asfixia y un desánimo del corazón que no encuentra esperanza, el tachado de condón comparándolo con el corazón tiene esa vena irónica que abunda en muchos poemas que te he leído.
Lo que menos me ha gustado, y perdona es el verso
" La felicidad para el que ama el fantasma de un amor es morir ahogado en un mar de coños."

Es un poema oscuro donde la esperanza se ha tiznado de negro.

Un abrazo, estimado Óscar

Marisol
24 de septiembre de 2009, 6:04

Es un poema bastante resuelto, aunque oscuro.
Además de lo que señaló Isabel, me gustaron mucho las "brasas de cigarros que practican orificios en el manto virgen de la noche." Que se corresponde tan bien con la imagen.

Un gran abrazo.

Publicar un comentario