Blog poesía La luz de tu Faro

En memoria de Sara Álvarez, con Amor, devoción y ternura infinitas. Absorbí tu esencia, y ahora vives en mi poesía. Te devuelvo la vida con mis versos.

martes, 15 de septiembre de 2009

Ojalá soñar despierto no fuese una tontería


Ojalá mi realidad fuera un sueño y mi sueño realidad,
porque así no tendría que esperar a la noche para poderme despertar,
ni tendría que vivir sin ti, en soledad.

Son los sueños caprichosos,
pues no siempre sueña uno lo que quiere soñar,
pero así y todo,
en mis sueños sigues viva y eres una probabilidad.

Ojalá las noches fueran más largas;
o mejor aún: ojalá no existiesen los días.

Ojalá soñar despierto no fuese una tontería.

© Óscar Bartolomé Poy. Todos los derechos reservados.

3 comentarios:

Isabel
15 de septiembre de 2009, 17:36

Ojalá, Óscar, sigo sintiéndote tan desolado, que, sabiendo del imposible, sigues manteniendo el sueño, es muy doloroso, pero los días existen, tienen que existir, estimado amigo, no todo puede ser oscuridad.

He visitado tu página el parnasillo, voy a dejarte uno de tus aforismos ( por cierto, algunos muy acertados)



Te llevo dentro de mí. Estoy dentro de ti. Habito dentro de ti. Has entrado de lleno en mi vida. Dentro significa vida.

Nuevamente es destacable esa senbilidad que atrapa.

Un abrazo, querido amigo.

María
16 de septiembre de 2009, 10:47

Ternura, delicadeza, sensibilidad en tus posts, me gusta venir a este faro que ilumina, y acabo de dejar enlazado en mi lista, tu blog.

Muchas gracias por tu opinión y apreciación en mi poema, me gusta la libertad de expresión, muy agradecida.

La verdad es que yo escribo lo que siento, para mí no son poemas, son algo más que palabras.

Felicidades por tu blog.

Saludos.

Marisol
22 de septiembre de 2009, 5:35

Un poema con rimas, un estilo un poco diferente a lo que me he acostumbrado en tu poesía y sin embargo, me gusta por igual. No dejo de asombrarme de tu versatilidad.
El poema se digiere con mucha facilidad, el último verso logra un buen cierre, que reproduce la impotencia que provoca el despertar.
Un gran abrazo.

Publicar un comentario