Blog poesía La luz de tu Faro

En memoria de Sara Álvarez, con Amor, devoción y ternura infinitas. Absorbí tu esencia, y ahora vives en mi poesía. Te devuelvo la vida con mis versos.

sábado, 5 de septiembre de 2009

Fuego en las entrañas


Saltan chispas de la fragua,
chispas y brasas candentes que atezan la frente cansada de Vulcano,
chispas que cojean como manzanas que un día fueron arrancadas a edad temprana del árbol,
promesas que murieron antes de nacer,
abortadas,
y sueños en agraz tallados por el silbo de un fauno silvestre.

Baila el yunque con las llamas
la tarantela,
y el metal se ablanda,
como se ablandan las ascuas bajo mis pies
cuando oigo la llamada del Wendigo.

Así se forja el Amor,
a golpe de martillo
y con fuego en las entrañas,
que el Amor, ni aun después de muerto, queda frío.

Tus cenizas hienden las aguas y abren camino.

© Óscar Bartolomé Poy. Todos los derechos reservados.

2 comentarios:

Marisol
6 de septiembre de 2009, 1:37

El dolor de amar, a golpe de martillo. Solamente a ti se te ocurriría, y es comprensible, porque no sé si alguna vez a alguien, le haya dolido amar, tanto como a ti.
El fuego, tiendo a relacionarlo con el dolor, ahora un poco más.
Los dos últimos versos son los que más me han gustado.
Un abrazo infinito.

Isabel
9 de septiembre de 2009, 21:00

No, no lo hagas, no escuches esa llamada a las profundidades, Óscar, no siempre el amor es tan doloroso como te ha tocado vivir, estoy de acuerdo Marisol, te ha tocado vivir el amor en y desde el dolor, cuando siento las imágenes ( como la de la segunda estrofa) tan descriptivas en su desolación, quisiera poder tener la palabra adecuada, quisiera poder hacer algo más que dejar una palabra de ánimo, y es lo único que puedo hacer, desearte ánimo.

Publicar un comentario