Blog poesía La luz de tu Faro

En memoria de Sara Álvarez, con Amor, devoción y ternura infinitas. Absorbí tu esencia, y ahora vives en mi poesía. Te devuelvo la vida con mis versos.

jueves, 17 de septiembre de 2009

Sueño de cristal



...eres el rapsoda sin saga donde enredo pálpitos
o el dragón que siembra albores bajo mi vientre de lluvia.
'Surges boca de tierra', Sara Álvarez


Quiero peinar el viento en tus pestañas
con un beso de colibrí,
y parpadear pétalos de amor
en tus húmidos nenúfares
cuando la noche sea un monstruo sin ojos.

Quiero dormir el rocío de la mañana
en un sueño de cristal
y amanecer con el olor de tu cabello
impregnado en la orfandad de mi almohada.

Quiero beber los primeros rayos del alba
en el cáliz de tus manos
cuando el calor bulla en las sábanas
y el otoño me enfríe los pies.

Boca de lluvia, vientre de fragua,
en el matinal aleteo de mi dragón herido
confundo tus pasos de baile
con el rumor de la hojarasca.

© Óscar Bartolomé Poy. Todos los derechos reservados.

2 comentarios:

Isabel
17 de septiembre de 2009, 17:31

Ese poema tiene tu sello, vuestro sello, tan personal, tan transparente en los sentimientos, lleno de imágenes que se ven, incluso les das sonido y movimiento, como " confundo tus pasos de baile con el rumor de la hojarasca, destaco, por decirlo así la primera estrofa, por la ternura implícita, la segunda y la tercera son tremendamente tristes, pero no por eso dejan de ser bellas, y amanecer con el olor de tu cabello
impregnado en la orfandad de mi almohada. Dios mío Óscar, disfruto de tu poesía y siento que no debería hacerlo, por las circunstancias en las que son inspiradas, pero me embriaga y me llena y nada más que veo en mi blog que has publicado, vengo corriendo a leerte.

Un abrazo, querido amigo Poeta, Óscar

Marisol
22 de septiembre de 2009, 5:42

En este poema veo una fusión muy clara de sus poesías, Sara se sentiría muy halagada con estos versos, de seguro.
"Quiero peinar el viento en tus pestañas" Me inspira gran ternura.
Tienes también gran capacidad para transcribir el dolor de la ausencia:
"y amanecer con el olor de tu cabello
impregnado en la orfandad de mi almohada."

No hay verso que no quiera destacar.
Hermoso de verdad, quizás uno de los que más me hayan gustado.

Un abrazo fortísimo.

Publicar un comentario