Blog poesía La luz de tu Faro

En memoria de Sara Álvarez, con Amor, devoción y ternura infinitas. Absorbí tu esencia, y ahora vives en mi poesía. Te devuelvo la vida con mis versos.

lunes, 21 de septiembre de 2009

Exogénesis


Eres polvo estelar
que interpreta la sinfonía del universo
en la cola de un cometa
para llevar la vida,
tu preciosa vida,
a otro planeta.

Fecundarás otros mundos
como sopa primigenia
para crear aire, agua, cielo y tierra
a millones de años luz de esta galaxia
donde una vez naciste
y que sin ti
se diría un poco más muerta.

Soy materia oscura,
apenas un destello luminoso entre nubes de hidrógeno que explotan en cadena,
y un ojo de fuego que te observa en la distancia
cuidándote de cerca.

No importa el tiempo que pase,
no importa el espacio que nos separe;
una vez te amé,
por siempre habré de amarte.

© Óscar Bartolomé Poy. Todos los derechos reservados.

3 comentarios:

Isabel
22 de septiembre de 2009, 15:58

Son hermosos los versos con los que abres el poema,Óscar, la segunda estrofa también es una alharaca de tus sempiternos sentimientos, eres capaz de crear un universo para Sara, con civilizaciones que conquistan el espacio, con tu amor, con su amor, con el amor eterno, eterna la haces, lo consigues con tus demostraciones de amor y estará alli, "imperdible" en el tiempo.

Un abrazo, estimado amigo, Óscar.

Marisol
26 de septiembre de 2009, 17:42

Amas tanto a Sara, que la haces artífice de un nuevo universo, donde ella es la vida; y a pesar de los millones de años luz que separan sus universos, sabes que está cerca:

"un ojo de fuego que te observa en la distancia
cuidándote de cerca."

Finalmente, deja de importar todo, excepto el amor inmortal que le ofreces, y que los hace inmortales, a ambos.

Un gran anrazo.

Liz Flores
1 de marzo de 2010, 1:33

No recordaba haberte leído este poema, ahora veo por la fecha en que lo editaste que nunca lo leí, porque fue cuando se marcó una distancia entre los dos, tú por la pérdida de Sara, y yo por respetar tu silencio.

Me parece una bonita casualidad que precisamente hoy que publiqué un poema donde hablo de distancias a años luz, planetas, etc. mencionaras por mail este precioso trabajo tuyo y que al leerlo vea la semejanza en algunos aspectos, aunque este poemazo dista mucho del mío.

Qué te digo de esta poesía Óscar, la línea es la misma que te vengo leyendo hace meses: bella, delicada y dolorosa. El amor que tienes por Sara es hermoso, y es así, ahora ella forma los cuatro elementos de vida que no te dejarán, siempre estarán en ti, como la poesía.

Ah, cómo me haces recordar al único ser que me hizo sentir realmente amada, es por ello que cuando te leo se humedecen mis ojos y no puedo evitar desenterrar sentimientos que debieran ser sólo un bello recuerdo.

Qué bueno que mencionaras este poema, me estaba perdiendo otra bella entrega de amor.


Un abrazo Óscar.

Publicar un comentario