Blog poesía La luz de tu Faro

En memoria de Sara Álvarez, con Amor, devoción y ternura infinitas. Absorbí tu esencia, y ahora vives en mi poesía. Te devuelvo la vida con mis versos.

martes, 28 de septiembre de 2010

Flor cámbrica


Hoy el sol es frío y ampuloso como una lápida.
El calor huye aquejado de tu piel
y las sombras se asilan en el hospicio de tus lágrimas.
Una tristeza fugitiva duerme escondida
en el balancín de la mirada,
mientras en el zaguán se yergue, escultórica, la hiedra.

¿En qué momento se nos enquistó esta in-dolencia?

Miro a mi alrededor y todo se consume
en un busto escotado, y es fuego y cenizas.
Intento re-componerte poemas
con la dactilografía de los espacios en blanco,
con las sinécdoques de la ubicuidad,
sin hechuras de elegía o epitafio,
pero sólo quedan los tachones de una baldía esperanza.

Incineramos las cedillas de nuestra desnudez
en un crisol de acentos.

La vida se descompone
como una flor cámbrica
o la etiqueta de un cadáver
en el dedo gordo del pie.

Morimos sin nombre;
sin nombre nacemos.
Sólo somos mientras vivimos.
Eternos.

© Óscar Bartolomé Poy. Todos los derechos reservados.

12 comentarios:

Patricia 333
28 de septiembre de 2010, 16:19

Morimos sin nombre;
sin nombre nacemos.
Sólo somos mientras vivimos.
Eternos.

Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄ƷƸ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄ƷƸ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ

Ío
28 de septiembre de 2010, 19:19

Qué tristeza más honda dejan tus hermosas palabras en mí.
Un beso, Óscar

Ío

Taty Cascada
28 de septiembre de 2010, 19:26

Si tan corto es nuestro paso por la vida, los contados minutos debemos vivirlos con intensidad...Al despedirnos de éste mundo, sólo quedará una lápida y un reguero de huesos listos para las hormigas.
Un abrazo.

Juan Carlos T. V
28 de septiembre de 2010, 21:35

cierto amigo pase a saber de ti de tu poesia de tus verdaderos yos...
tienes toda la razon...Morimos sin nombre;
sin nombre nacemos.Sólo somos mientras vivimos.
Eternos.
cuantas veces no hemos muerto de vida , verdad... muy buen poema, muy bueno..
..........................................
Una tristeza fugitiva duerme escondida
en el balancín de la mirada,

si en una dulce y tierna mirada con sabor a niño
un gusto conocerte...un abrazo... poiesis

NV BALLESTEROS
29 de septiembre de 2010, 6:37

Mientras lleve el nombre en el silencio de mis labios y el corazó palpite recordando la sonrisa amada...No morira porque yo lo pienso...

Te dejo un abrazo muy grande

Besos

Isabel
29 de septiembre de 2010, 14:29

Sólo somos mientras vivimos, tú estás vivo mi querido amigo, desde tu soledad, desde esa tristeza tuya que se ha adosado a tu almohada, compones hermosos versos que sabes que me encantan, pero tú estás vivo y debes continuar, y vivir y todo ese amor que hay en ti compartirlo con quien sepa entrar en tu corazoncito enorme... ( ya sabes que me sale siempre lo protector) no me gusta sentirte o seguir sintiéndote tan triste, aunque de esa tristeza crees hermosos versos.

Un fuerte abrazo

Respirando entre palabras.
29 de septiembre de 2010, 20:13

Y x eso es que escribimos lo que llevamos dentro...
Besos vivos xq NO todo se desintegra ante nuestros ojos.No las ganas de vivir y compartir nuestros sueños.

Marisol
29 de septiembre de 2010, 22:37

Tienes esa capacidad de crear imágenes sugerentes, que sumergen al lector por completo en el poema, hasta hacerlo sentir -sangrar- conmoverse, estremecerse...
La tristeza la transmutas en belleza, y a veces, como hoy, me duele disfrutarla.
Versos como:
'y las sombras se asilan en el hospicio de tus lágrimas'
'Una tristeza fugitiva duerme escondida
en el balancín de la mirada'
Son espléndidos, brillan con luz propia -luz de faro-.
El final es contundente y reflexivo. 'Sólo somos mientras vivimos', y eso nos duele por las muertes que vivimos.
Un gran abrazo.

aniki
29 de septiembre de 2010, 23:24

Nacer sin nombre y desnudo no es más asombroso que morir con nombre y vestido. En ninguno de los dos estados se nos dió a elegir el cómo, el cuándo, el dónde o el por qué. Lo verdaderamente asombroso es estar hoy aquí.

Besosssss.

Clara Schoenborn
30 de septiembre de 2010, 2:43

Me uno al deseo de Isabel, con todo el cariño que ha nacido entre estas letras, pero no obstante, el poema es un hermoso compendio de imágenes poéticas y pensamientos profundos. He pensado que ni siquiera somos mientras vivimos, nada más que una ficción que inventamos, para no comprender jamás lo nulo de nuestra existencia en el universo de un tiempo que es infinito. Esa ficción, es la que hay que inventar mientras podamos. Un abrazo grande.

Liz Flores
30 de septiembre de 2010, 4:41

Qué capacidad para transportar la tristeza, leer tus poemas es tan maravilloso como doloroso. Has dedicado bellas poesías a Sara y partiendo de ese detalle me ha quebrado el alma profundizar en estos versos: "Intento re-componerte poemas/pero sólo quedan los tachones de una baldía esperanza". Sé que seguirán los poemas, incluso más bellos, pues veo que constantemente te superas a ti mismo, y no caerás en cuenta de que algún día tú también tienes que seguir, hasta que estés preparado y así lo decidas. Lamentablemente por mucho que te quieran y te deseen los mejores cambios, no habrá palabra que te impulse más que la de tu propia voluntad. Es difícil, pero tarde o temprano uno vuelve a ver la luz.

El poema, precioso.
Saludos, estimado Óscar.

Mayte_DALIANEGRA
30 de septiembre de 2010, 22:36

Hola, Óscar, en verdad sólo somos mientras vivimos, todo lo eterno que dura una efímera vida...Hermoso poema, sin hechura de epitafio ni elegía. Un beso, poeta.

Publicar un comentario