Blog poesía La luz de tu Faro

En memoria de Sara Álvarez, con Amor, devoción y ternura infinitas. Absorbí tu esencia, y ahora vives en mi poesía. Te devuelvo la vida con mis versos.

martes, 8 de diciembre de 2009

Te sigo buscando


Te sigo buscando en aquel foro donde te conocí
desde el locuaz silencio de una lágrima que pugna por salir,
esperando inútilmente ver tu nombre escrito en un poema
o leer unos versos que me rocíen los ojos con la brisa salina del recuerdo,
como si fuese posible volver a sentir lo que una vez sentí.

Te sigo buscando como Diógenes con su candil,
rasgando las vestiduras del día con el ontológico punzón de la duda
y prendiendo un crespón negro en la gualda solapa del sol.

Y es que leer poesía se ha convertido para mí
en una experiencia equiparable a pasear por el cementerio
–Montparnasse o Père Lachaise–
en una pluviosa tarde de domingo.

Donde antes veía vida, ahora sólo veo lápidas;
donde antes leía epigramas, ahora sólo leo elegías.

La Muerte escribió en su tumba el epitafio de la vida.

© Óscar Bartolomé Poy. Todos los derechos reservados.

9 comentarios:

María
8 de diciembre de 2009, 17:14

Siempre hay que seguir buscando, y no detenerse, seguir caminando, en la vida.

Un beso.

India
8 de diciembre de 2009, 22:07

A veces es inútil seguir buscando (aunque suene cruel y desgarrador); otras veces sin embargo, nos viene bien seguir buscando porque es lo único que nos mantiene vivos... Otras tantas veces, lo que buscamos simplemente está en los recuerdos... Besos.

Jose Ramon Santana Vazquez
8 de diciembre de 2009, 23:29

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


TE SIGO TU BLOG




CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...


AFECTUOSAMENTE
LA LUZ DE TU FARO


DESEANDOOS UNAS FIESTAS ENTRAÑABLES DE NAVIDAD 2009 ESPERO OS AGRADE EL POST POETIZADO DE CREPUSCULO.

José
ramón...

Yoko-Tomoto
9 de diciembre de 2009, 4:10

Al leeros he percibido más allá de vuestra tristeza, donde se respira una ausencia que lastima a cada palabra. Yo comprendo vuestra búsqueda, comprendo ese sentido de inmortalidad que permanece perenne en el faro de vuestro amor.

Ella está, se respira en vuestra poesía... Mi estimado amigo, ella está con vos, vive en cada deslice de vuestra pluma, en cada respiro dedicado...

No pretendo brindaros consuelo porque éste, en ocasiones, no es oportuno... pero os ofrezco palabras llenas de empatía y aprecio hacia vos. Ella es vuestro propio "Hakótel Hama'araví"; vuestro amor y fe están con ella.

Con afecto
Alejandra

La chica de cristal
9 de diciembre de 2009, 11:55

No sigas buscando ese algo o a ese alguien que tanto ansías encontrar, pues a veces por mucho que buscamos ese algo o a ese alguien nunca lo encontramos, sin embargo, el día que dejamos de buscar es cuando realmente aparece como por arte de magía lo que tanto habiamos estado buscando.

Un besito y no estés triste.

Isabel
9 de diciembre de 2009, 14:18

No sé cuando, pero algún día se deja de llorar, incluso desde el no olvido, esa lágrima que nos hace sentir ese vacío que se acrecienta en fechas y también en festividades como las que se avecinan.

Esa búsqueda es la no resignación en cuerpo y alma, el dolor te acompaña, estimado amigo, y no hay cementerio por muy vistoso o lujoso que no ampare la agonía de uno mismo.

El cierre escalofriante por certero, no hay mejor epitafio,siempre logras que me meta entre tus líneas, por eso admiro tanto tus letras, seguramente que erraré en muchas cosas, pero haces que la sienta y eso no siempre ocurre cuando se lee poesía.

Un abrazo, Óscar

Jose Ramon Santana Vazquez
9 de diciembre de 2009, 23:02

...paso
agradecerte
tu
comentario y
ademas oscar , decirte que siempre he
quedado a las puertas de monparnatse
para visitar la tumba de baudelarie,
hasta la ultima vez un gato encima del
muro parecia como invitarme a entrar,
en paris se cierra a determinadas horas
y aun tengo la esperanza de volver y
ver su lapida ...es un honor el cono-
certe ,y estar en tu compañia...


como una gato , ato ,toga y
te doy un fuerte abrazo:


jose
ramon...

Clara Schoenborn
11 de diciembre de 2009, 0:08

Esos deambulares son necesarios, todo lo que hacemos o pensamos lleva su razón valedera, así muchas veces no lo entendamos. Así que yo te digo que sigue tu camino, tu búsqueda, tus rodeos, que a algo te llevarán, a lo mejor es su mano que te conduce por esos caminos, alguna vez te darás cuenta. Un abrazote amigo.

Liz Flores
18 de diciembre de 2009, 7:20

"Te sigo buscando.../desde el locuaz silencio de una lágrima que pugna por salir"
Qué doloroso y bello verso.

"La Muerte escribió en su tumba el epitafio de la vida." Este otro es para citar.

Es muy difícil dejar de lado una búsqueda que alberga una falsa esperanza y aunque estemos consciente de ello, insistimos, pero llega un punto en que la búsqueda se convierte en hermoso recuerdo y en apacible resignación.

Te abrazo muy fuerte, estimado Óscar.

Publicar un comentario