Blog poesía La luz de tu Faro

En memoria de Sara Álvarez, con Amor, devoción y ternura infinitas. Absorbí tu esencia, y ahora vives en mi poesía. Te devuelvo la vida con mis versos.

viernes, 14 de agosto de 2009

Castillo de versos


Desde que te has ido,
sólo he encontrado refugio en tus versos,
y tu poesía ha sido mi único sustento.

Cada vez que te leo,
siento correr por mis venas tu aliento
como una llamarada que inflama mi estro,
y en esos momentos de exaltación poética –y amorosa–
que me clava alfileres candentes por todo el cuerpo
podría construirte un castillo de versos
–con su torre del homenaje, su foso y sus almenas–
con las lágrimas de San Lorenzo
–origami de estrellas–
en la arena de tu playa gijonesa,
para proteger tu espíritu del asedio inclemente del tiempo
y mantener viva la llama de tu recuerdo,
aunque el viento aúlle, furioso, en las troneras.

© Óscar Bartolomé Poy. Todos los derechos reservados.

2 comentarios:

@ngelluz
16 de agosto de 2009, 4:51

No importa cuanto aulle el viento, su recuerdo está tan vivo como el amor de los dos.

Besitos y abracitos dulces...

Isabel
4 de septiembre de 2009, 12:26

Ya lo había leído, estimado Óscar, ahora vuelvo con un poco más de tiempo, he de decirte que visito a menudo el blog de Sara y me siento bien allí, además de que me siento muy identificada con su poesía, sus formas, sus metáforas, su erotismo puro, su sensualidad y saber atrapar al lector, así pues entiendo que tú que la amas encuentren en ellos su aliento y frescura, agosto es el mes de las perseidas y hemos coincidido en hacerles un homenaje en nuestros poemas, aunque tu homenaje es siempre de amor y ternura a Sara, aunque estés furioso con el mundo, es amor todo lo que describes.

Siempre un placer venir a leer y releer tus poemas. Un abrazo, estimado Óscar

Publicar un comentario