Blog poesía La luz de tu Faro

En memoria de Sara Álvarez, con Amor, devoción y ternura infinitas. Absorbí tu esencia, y ahora vives en mi poesía. Te devuelvo la vida con mis versos.

miércoles, 19 de agosto de 2009

Plumas negras



¡Ah, cómo enseña a brillar a las antorchas! En el rostro de la noche es cual la joya que en la oreja de una etíope destella... No se hizo para el mundo tal belleza. Esa dama se distingue de las otras como de los cuervos la blanca paloma.
Romeo y Julieta’, William Shakespeare


¿Cómo puede el mal engendrar el bien?
Si Pegaso pudo nacer de la sangre de la Medusa,
tú también.

¿Cómo puede coexistir la belleza con la fealdad?
Si la orquídea puede crecer entre pantanos y caimanes,
tú también.

¿Cómo puede una luz brillar rodeada de oscuridad?
Si las estrellas pueden refulgir en la noche,
tú también.

Eras como una blanca paloma entre una bandada de cuervos,
una rara excepción,
una hermosa anomalía de la naturaleza
que por su singularidad
estaba abocada a la desaparición.

Los cuervos,
aviesos y ladinos y cegados por tu belleza,
con satrapía te hicieron creer que eras de su ralea,
y aprovechándose de tu debilidad
y proba naturaleza
te sacaron los ojos
a picotazos
para que el mundo no pudiera contemplar las maravillas
de su más perfecta creación.

Ahora el cielo está oscuro como un almohadón relleno de plumas negras,
y cuando llueve
parece que las nubes crasciten
la infamia de su vileza.

© Óscar Bartolomé Poy. Todos los derechos reservados.

3 comentarios:

@ngelluz
19 de agosto de 2009, 23:14

Fae, aunque el cielo esté oscuro, no importa, ella brilla más que una estrella.
Y los cuervos feos no se la llevaron, ella se dió el gusto de permanecer viva eternamente en el corazón de todos aquellos que la quisieron (como tú).

Besito y abracito si?

Pdta: Mis imagenes son tomadas de la red, me la imagino tal cual a mi escrito y luego exhaustivamente la busco hasta encontrar la que se acople a lo que soñé :P
Si te gusta alguna (o todas) puedes tomarlas cuando quieras, son tuyas...

Marisol
29 de agosto de 2009, 5:28

Hay aves que cruzan el pantano sin manchar su plumaje; Sara era una de ellas, un ser único, excepcional, que supo crecer rosa entre la mala hierba y anidar paloma blanca entre los cuervos. Creo que esta estrofa lo resume todo:

'Eras como una blanca paloma entre una bandada de cuervos,
una rara excepción,
una hermosa anomalía de la naturaleza
que por su singularidad
estaba abocada a la desaparición.'

Espero que no todos los seres excepcionales estén condenados a una desaparición prematura.

Un abrazo

Isabel
4 de septiembre de 2009, 12:16

A tus interrogantes, te diría que hay rosas que nacen y viven en lugares inhóspitos, y te preguntas lo mismo, esas rosas como otras flores, son hermosas, distintas, más aromadas, y también desaparecen pronto,es un poema que describe muy bien la situación, hay personas capaces de ser ellas mismas, y creo que fue afortunada por conseguirlo, aunque tu paloma estuviera rodeada de cuervos, esa estrofa me ha dejado con un escalofrío.

Un abrazo, querido amigo.

Publicar un comentario