Blog poesía La luz de tu Faro

En memoria de Sara Álvarez, con Amor, devoción y ternura infinitas. Absorbí tu esencia, y ahora vives en mi poesía. Te devuelvo la vida con mis versos.

lunes, 3 de agosto de 2009

Como dos ranas


Hoy quisiera ser violento
y rasgar el papel que lleva escrito el destino en su reverso
para curvar la línea del tiempo
en el arco de mi empeine,
y de un puntapié,
mandarlo todo al infierno
–y que allá arriba la luna se divierta con su sonajero–.

¿Qué me importa a mí si la Tierra es redonda
y gira como una peonza
o si es plana
y da vueltas porque está beoda?

Yo sólo sé que quiero estrechar tu cintura
y bailar hasta que anochezca empapados bajo la lluvia
mientras en nuestros oídos aún retumba el lejano canto del grillo,
y así hasta que cese la tormenta
y la noche cubra tus hombros desnudos
con su echarpe de luciérnagas
y nuestros pies chapoteen en un charco de fantasía,
como dos ranas croando a la trémula luz del crepúsculo.

© Óscar Bartolomé Poy. Todos los derechos reservados.

1 comentarios:

Isabel
3 de agosto de 2009, 17:32

Yo sólo quiero estrechar tu cintura
y bailar hasque que anochezca empapados bajo la lluvia /
hasta que cese la tormenta y la noche cubra tus hobmros denudos con su echarpe de lluciérnagas,

Aunque ya lo había leído y me acuerdo bastate de tu poema, sigue siendo hermoso, Óscar, tanto esos versos que me gustan especialmente, como la intención de chapotear como ranas y que no importe nada más.

Otro abrazo

Publicar un comentario