Blog poesía La luz de tu Faro

En memoria de Sara Álvarez, con Amor, devoción y ternura infinitas. Absorbí tu esencia, y ahora vives en mi poesía. Te devuelvo la vida con mis versos.

sábado, 9 de enero de 2010

Círculos concéntricos


Ya no llueven pájaros de abril sobre mi cabeza
porque el espantapájaros asustó a los cuervos de la memoria.

Llevo tu nombre grabado en la corteza de mi soledad,
como anillos de un tronco de árbol talado en nuestro bosque de ensueño.

Estos círculos concéntricos que me nacen en la piel
son tu memoria viva,
la prueba de que exististe.

Todos estos recuerdos son por ti.

© Óscar Bartolomé Poy. Todos los derechos reservados.

4 comentarios:

Marisol
9 de enero de 2010, 17:11

Pudo la vida arrebatarte un sueño, el de vivir con Sara, pero ella sigue viva en tu memoria, en tus poemas y en su propia poesía.

La fotografía tiene un efecto favorable sobre esta estrofa
'Llevo tu nombre grabado en la corteza de mi soledad,
como anillos de un tronco de árbol talado en nuestro bosque de ensueño.'

Tu capacidad de síntesis, es admirable.

Un fuerte abrazo, Óscar.

Liz Flores
9 de enero de 2010, 17:13

"Llevo tu nombre grabado en la corteza de mi soledad" preciosa y dolorosa imagen.

Dicen que el mundo se hace pequeño a los ojos del recuerdo y no cabe más que la memoria de un amor que marcó tu vida.

No has podido escoger mejor la imagen para representar tus recuerdos y pensamientos, los cuales van todos a un mismo centro, tu inmortal amor.

Abrazos, querido amigo.

Cita
9 de enero de 2010, 21:14

Llevo tu nombre grabado en la corteza de mi soledad... que lindeza de frase...

Añade una etiqueta en la que ponga precioso.

Besos

Cita

Isabel
11 de enero de 2010, 14:58

Y pasarán abriles secos y otros no tanto, y pasará la vida, irá pasando, y siempre lo que hemos amado, siempre, perdurará.

Coincido con mis tres antecesoras en destacar la misma frase, por algo ha de ser.

Un fuerte abrazo, Óscar

Publicar un comentario