Blog poesía La luz de tu Faro

En memoria de Sara Álvarez, con Amor, devoción y ternura infinitas. Absorbí tu esencia, y ahora vives en mi poesía. Te devuelvo la vida con mis versos.

miércoles, 27 de enero de 2010

Mandalas



Desabrochas mi sonrisa
con tu pluma de cisne.
Desabrochas mi sonrisa’, Isabel (Cyrene)

Dibujas mandalas en mi frente
con una pluma de cisne generosamente mojada en esa laguna que forman tus labios
cada vez que se volatilizan en nubes de besos
–puedo oír el canturreo de tu lengua con la suavidad de la carne que roza y quema–,
y entonces veo una piruleta que me hipnotiza
con su movimiento en espiral.

Dime, ¿a dónde ascenderé?

Me acerco, y tú me miras ligeramente aturdida.
Estoy tan cerca que podría pronunciar tu nombre y besarte,
todo a un tiempo,
y cuando te toco el hombro, tú, turbada, dejas escapar una risita nerviosa,
como si quisiera levantarte la falda o comerte a besos
–y créeme, eso mismo, y no otra cosa, es lo que quiero–.
Cruzas las piernas,
y yo muevo tímidamente el dedo por tu rodilla
como un hipocampo en un tablero de ajedrez,
avanzando tres casillas en
e
l e.

© Óscar Bartolomé Poy. Todos los derechos reservados.

3 comentarios:

Isabel
27 de enero de 2010, 18:28

En primer lugar, gracias por la cita, Óscar, es todo un honor que cites mis versos en tu bello blog.

Y el poema es precioso, me encantan las pinceladas de la primera estrofa que tienen un aire sensual y a la vez inocente para continuar con tu ingenio con esas imagines tan descriptivas que haces entre ese dedo que asciende por la rodilla y el tablero de ajedrez, la partida acabaría en tablas. me ha gustado mucho, un abrazo, mi estimado amigo.

Marisol
27 de enero de 2010, 18:51

Preciosa la cita de nuestra amiga Isabel, como precioso el poema que te ha inspirado.

'–puedo oír el canturreo de tu lengua con la suavidad de la carne que roza y quema–'
Tu poesía también roza y quema, Óscar.

Me gustaron la sencillez y la ternura de estos versos:
'Estoy tan cerca que podría pronunciar tu nombre y besarte,
todo a un tiempo,'
Y la intrepidez de éstos, me robó una sonrisa :
'como si quisiera levantarte la falda o comerte a besos
–y créeme, eso mismo, y no otra cosa, es lo que quiero–.'
El caligrama final es muy ingenioso.
Un cálido abrazo.

BLANCA LIBIA HERRERA CHAVES
28 de enero de 2010, 1:06

HERMOSO POEMA... METÁFORA EN VERSOS VESTIDA DE NOCHE... ME GUSTÓ MUCHÍSIMO...

UN ABRAZO...

Publicar un comentario