Blog poesía La luz de tu Faro

En memoria de Sara Álvarez, con Amor, devoción y ternura infinitas. Absorbí tu esencia, y ahora vives en mi poesía. Te devuelvo la vida con mis versos.

domingo, 7 de febrero de 2010

El manantial de tus manos


Sonríes,
y atesoro un bosque de arándanos entre mis manos.
Sonríes’, Sara Álvarez


Hay una estrella bi-polar en el doblez de tu mirada,
un abanico de mariposas en tu boca de amapola
y un cielo seductor.

Hoy me desperté con el ósculo del rocío en la fría mañana de tus mejillas.
Nunca supe si eran tus lágrimas o las mías.

Me he tragado las ascuas ardientes de tus llantos,
como Porcia a la caída de Bruto –tras dar muerte a César, derrocado–,
y ahora quisiera beber del manantial que atesoran tus manos
para saciar mi sed de galápago.

© Óscar Bartolomé Poy. Todos los derechos reservados.

6 comentarios:

Minisuina
7 de febrero de 2010, 23:07

Simplemente, exquisito.

Esencia
8 de febrero de 2010, 11:47

Todos somos un tanto bipolares... y segun el corazon nos late se acentúa más o menos...ha de amarse los dos extremos para encontrar la sensacón plena de complementar con la otra persona... y sentir que todo lo das y le llega y ecibir que todo lo siente y lo devuelve... que amar y besar un llanto enriquece tanto como al guiño y la sonrisa... porque de todo se nutre el sentimiento y más se fortalece.

Es una hermosa entrada Oscar.

Con cariño, esencia.

Isabel
8 de febrero de 2010, 15:45

Me encanta el título, y los versos de Sara de su poema Sonríes, y la primera estrofa me ha parecido sublime, luego el giro a las lágrimas ya inunda todo el poema de esa tristeza tuya, que, no por eso deja de ser un hermoso poema.

Un abrazo Óscar

Liz Flores
9 de febrero de 2010, 19:34

Bello poema, me gustaron estos versos:

"Hoy me desperté con el ósculo del rocío en la fría mañana de tus mejillas.
Nunca supe si eran tus lágrimas o las mías."

"Me he tragado las ascuas ardientes de tus llantos,
/y ahora quisiera beber del manantial que atesoran tus manos
para saciar mi sed de galápago."

Todo el conjunto es hermoso, la imagen, la cita de Sara y tu sentimiento en letras.

Un abrazo Óscar.

Clara Schoenborn
11 de febrero de 2010, 3:56

Bellas y nostálgicas imágenes Óscar. La primera estrofa es de antología, la leí varias veces porque me atrajo como un imán. Muy bello poema. Un abrazo.

Marisol
14 de febrero de 2010, 4:54

"Hay una estrella bi-polar en el doblez de tu mirada,
un abanico de mariposas en tu boca de amapola
y un cielo seductor."
Los versos de Sara no podían menos que inspirar esta poesía, hermosa también.
El abanico de imágenes que nos regalas es sencillamente exquisito.
Se nota tu afán perfeccionista, no hay un solo verso mal colocado, o que desentone o si quiera desluzca frente a los demás.
Un gran abrazo.

Publicar un comentario