Blog poesía La luz de tu Faro

En memoria de Sara Álvarez, con Amor, devoción y ternura infinitas. Absorbí tu esencia, y ahora vives en mi poesía. Te devuelvo la vida con mis versos.

viernes, 5 de febrero de 2010

Unicornio o narval


Ya no veo pájaros volar en tu sombrero de copa,
ni picos en tu pajarita de papel.

Cuando desapareciste creí ver un unicornio,
o tal vez fuera un narval.
Sólo sé que en la frente le nacía un cuerno de marfil
con anillos en espiral,
y que galopaba tan rápido que sus patas nunca llegaban a tocar el suelo
y cabrilleaba penachos de espuma en el ríspido mar.

Las lunas de tus uñas esconden el secreto de la inmortalidad.

© Óscar Bartolomé Poy. Todos los derechos reservados.

5 comentarios:

Isabel
5 de febrero de 2010, 15:10

El narval unido a la leyenda del unicornio,
me ha encantado " y cabrilleaba penachos de espuma en el ríspido mar" así como el que le sigue, las lunas de tus uñas esconden el secreto de la inmortalidad, es una imagen muy bella, delicada y cuidada.

Un abrazo Óscar y que tengas un buen fin de semana.

Liz Flores
5 de febrero de 2010, 20:43

Entiendo que tras una punzada aguda de dolor, la tristeza nos hace alucinar, pero todo es ilusorio, porque al desempañarse el cristal delante de nuestros ojos, vemos claramente la realidad, ý entonces la supuesta idea se marcha a galope, como decis en los dos últimos versos de la segunda estrofa.

No conocía al narval, agradezco que tu poesía me lo acercó.

Me ha encantado el verso final, me trajo recuerdos de infancia esas lunas en las uñas, y claro, en el sentir de tu poema es una expresión dulce y sensible.

Un abrazo, Óscar.

Clara Schoenborn
6 de febrero de 2010, 2:11

Qué bella descripción de un momento de ensoñación. Muchos son los caminos por donde se desfoga el dolor. Un abrazo Óscar.

Yoko-Tomoto
8 de febrero de 2010, 5:33

"Las lunas de tus uñas esconden el secreto de la inmortalidad."

Me ha gustado mucho vuestro cierre, los seres mitológicos me han fascinado por su inmortalidad llena de misticismo.
El amor os lleva a crear imágenes bellas que transcienden sobre la lírica de vuestro cosmos.

Con afecto
Clavel Rojo

Marisol
14 de febrero de 2010, 4:40

Concuerdo con Isabel, esos dos últimos versos son hermosos.
El unicornio y el narval me parecen seres muy poéticos y tú has sabido explotar sus cualidades.
Un gran abrazo.

Publicar un comentario